domingo, 25 de septiembre de 2016

...a dar una vuelta por nuestros pueblos blancos.

Estos días hemos estado recorriendo algunos de los llamados pueblos blancos de la región de Cádiz y es verdad que uno, después de bastantes años y algo recorrido no deja de sorprenderse de determinados paisajes, de sus gentes y de los que te acompañan. Reflejaré mi experiencia, que es solamente mía, y por tanto llena de subjetivismo y parcialidad que inevitablemente se irá destilando por el recorrido.

Resultado de imagen de conil de la frontera    Nuestra primera parada ha sido en Conil de la Frontera , que como muchos pueblos de la provincia de Cádiz,la locución "de la Frontera" está referida al avance de las tropas cristianas y a las sucesivas fronteras establecidas por los ejércitos musulman y cristiano. Cuenta con unos 22.000 h. y es uno de esos pueblos costeros que se alza sobre una pequeña colina desde donde se puede observar la plenitud del mar y la playa como desconcertante mirador del pueblo.

Resultado de imagen de conil de la fronteraVista desde el "mirador" de la playa.
Resultado de imagen de conil de la frontera playas  Vista de la Playa desde el pueblo.


Por hacer un poco de historia diremos que l la ciudad fue fundada en tiempos de los fenicios, que se aprovecharon de las salidas al mar de la zona, creando allí sus almadrabas y pesquerías. Resultado de imagen de almadraba de conilYa en tiempos de los romanos adquirió esplendor y grandeza al formar parte de la Vía Hercúlea y unir las ciudades de Málaga y Cádiz. Tras la caída del Imperio Romano, Conil fue saqueada por los visigodos, los bizantinos y los vándalos, hasta que con la llegada del Islam, en el año 711, tuvo que unirse a la Cora de Sidonia.
 En 1299, el rey Fernando IV de Castilla concede a Alonso Pérez de Guzmán la entonces aldea conileña para que la repoblara y fortaleciera. Fue en estos tiempos cuando el pueblo pasó a llamarse Torre de Guzmán,Resultado de imagen de torre de guzman debido a la torre que, para defender la ciudad en caso de ataque, construyeron bajo su nombre.
A pesar de las epidemias de peste y otras enfermedades que sufrió el pueblo en los años posteriores, las almadrabas servían a los habitantes como base de su economía.  

Fue el siglo XVII el siglo de oro de la población, puesto que se convirtió en enclave económico de los alrededores. Ya en elsiglo XVIII, las almadrabas empiezan a decaer, aunque no por ello la economía, que comienza a sostenerse gracias a la agricultura y la ganadería. El pueblo, que por aquellos entonces tenía un sentimiento antiseñorial, creó el Síndico Personero, una especie de defensor del pueblo gracias al cual los municipios de la zona pudieron enfrentarse a los señores propietarios de las tierras. Durante el siglo XX el turismo, en muchísima menor medida que el actual, comienza a hacer mella en la localidad, dado que familias de Sevilla comienzan a marchar de veraneo por esta zona para darse baños de aguas medicinales. Desde la década de 1960 Conil ha tenido un auge turístico, debido al cual este es el sector por el cual se ha sustentado la economía local en estos últimos años.

Hay dos cosas que me gustaría destacar de Conil, una es la palabra ALMADRABA que me parece tan bonita y que en boca de un andaluz del sur tiene musicalidad, consistencia y fuerza. Es profesión, actividad y posiblemente un arte sostenible entre el hombre, la naturaleza y la supervivencia. Y la mejor explicación es este vídeo...   





La segunda son sus calas, las calas de Roche, en las que alguien se puede perder desnudo frente al mar, al lado de las rocas calizas y lumaquelas formadas por conchas que te despitan y te hacen daño pero son hermosas y una arena fina y dorada que se pega a ti y no quiere desprenderse.


Resultado de imagen de calas de roche 


Resultado de imagen de calas de roche  
Resultado de imagen de calas de roche

Resultado de imagen de calas de roche

SEGUNDA PARADA:  Resultado de imagen de medina sidonia panoramica

Hay pueblos que tienen encanto y que sólo por ello merecen una visita. No es el caso de Medina Sidonia. Esta población gaditana tiene mucho más que encanto. Resultado de imagen de medina sidonia panoramicaA los que todavía no la conozcan les puede sorprender por conjugar el embrujo de sus callejuelas y cuestas con un valor histórico inesperado.Resultado de imagen de medina sidonia panoramica 
Excusas perfectas para darle mucho protagonismo.
 Pero Medina es mucho más que eso. Basta con pasear por su casco histórico para saber que estamos ante un ejemplo de fusión cultural. En una simple mañana se puede tomar contacto con restos de la Edad del Bronce, con una calzada romana,Resultado de imagen de calzada romana medina sidonia 
con un castillo medievalResultado de imagen de medina sidonia castillo y con un Alcázar árabe.

“Medina es una de las ciudades con mayor patrimonio histórico de la provincia de Cádiz. Tiene un conjunto arqueológico impresionanteResultado de imagen de medina sidonia ARQUEOLOGIA
tres puertas, cloacas romanasResultado de imagen de medina sidonia ARQUEOLOGIA del siglo I… Lo estamos intentando divulgar y está llegando a la gente”, comenta uno de los guías turísticos de la ciudad.
Calles de Medina Sidonia, en Cádiz.
Medina cuenta con tres puertas, que forman parte de las murallas de la época musulmana: el arco de Belén,Arco de Belén y  vista de la Iglesia Santa Mª La Coronada el arco de la Pastora y la Puerta del SolPuerta del Sol en dirección Este. El arco de Belén es una de ellas y aunque se aprecia que ha sufrido varias reformas, no pierde la trascendencia por dar paso a otros edificios emblemáticos, como las Caballerizas del Duque o la imponente Iglesia Santa María Mayor la Coronada,Resultado de imagen de medina sidonia   Iglesia Santa María Mayor la Coronada un templo gótico renacentista que impresiona.
Pero más allá de la evidente riqueza patrimonial de la ciudad, lo que engancha de Medina es el crisol de culturas que encierra y la humildad con que alberga elementos históricos tan valiosos como el conjunto arqueológico de las cloacas romanas. Tienen muy claro en esta localidad gaditana que deben poner en valor esos tesoros y llama la atención el despliegue de personal para atender a los turistas, que disfrutan a primeros de diciembre de unas jornadas de puertas abiertas que son ya una tradición.
Además, es un referente en el turismo relacionado con los espacios naturales porque la población linda con el parque natural de Los Arconocales, el tercero en extensión de los espacios naturales protegidos existentes en Andalucía. El turismo sostenible también es, pues, otro de los alicientes si el viajero decide apostar por Medina Sidonia.
“Vine a Medina hace años pensando que era un pueblo ideal para el descanso, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que incita a todo lo contrario, a conocer su historia y a recorrer sus montes. Eso le pasa a la mayor parte de la gente que viene a esta tierra”, comenta Aitor, un vendedor ambulante de origen vasco que ha quedado prendado con la idiosincrasia de esta tierra.

No hay comentarios: